Hablemos de precio, valor y calidad

Hace algún tiempo, uno de mis contactos, en reacción a un post anterior, me pidió que hablase del tema de la calidad, precio y valor de un producto y/o servicio ante los clientes.

La verdad, es que en primera instancia pensé que este tema está más relacionado con el marketing que con el “customer service”, pero pensándolo algo más, he tratado de imaginar la visión de un cliente “lambda” relacionada con estos temas, comenzando por el precio.

Al ponerme a pensar en la importancia del precio, me vienen varias ideas a la cabeza, desde frases tales como “el tamaño no importa”, o esta otra más acertada: “respecto de los colores, hay para todos los gustos” y en este caso, lo hay para todos los bolsillos.

Pasados estos pensamientos, me he puesto a imaginar a las personas, es decir en los diversos tipos de clientes, basándome en personas o personalidades que conozco.

A partir de estas premisas yo diría que sí, el precio importa, pero no de igual manera según el tipo de cliente. Es así es como, en esta época que crisis, se puede ver progresar la venta del sector del lujo, cuyo precio puede ser considerado como prohibitivo por la mayoría de nosotros. No serán organizaciones como la francesa LVMH quienes lo desmientan. Tampoco serán las y los fashionistas más encarnizados quienes lo nieguen.

Otra cara de esta misma moneda está tenemos en los “locos por los objetos tecnológicos”, capaces de gastarse sumas que para otros parecen locas, y de hacer colas dignas de fans de grupos rock, como por una nueva versión de un teléfono con marca de fruta, que no desmentirán eso de que el precio no importa, sobre todo si se es el primero en tener en mano el último “alarido” tecnológico.

Por otra parte, están aquellos quienes por necesidad o amor a los “chollos” buscan desesperadamente los precios más bajos posibles.

Es aquí donde las industrias y actividades de bajo coste (o low cost) pueden hacer su agosto.

Y la verdad, es que a la mayoría nos gusta, me incluyo en este  grupo, encontrar ofertas y productos deseados o deseables por un precio bajo, o al menos más bajo del que se supone ser su precio “pleno”, razón del gran éxito de las promociones y rebajas, éxito que aumenta en épocas de crisis como la que vivimos actualmente.

Desde mi humilde punto de vista, lo que realmente importa es lo que queremos o necesitamos de ese producto o servicio.

Me explico.

¿Queremos un producto para una única (o escasa) utilización, sin importarnos su forma, color o si funciona bien? En este caso parece más que razonable optar por el precio más bajo, sin más.

En cambio, si lo que nos interesa es que dicho producto nos sea de utilidad en más de una ocasión, que funcione bien y que podamos obtener ayuda  o reemplazo en caso de disfunción, pues debemos estar dispuestos a pagar más.

Pagar más porque el precio final no solo incluye el producto y su valor venal, sino que nos garantiza una calidad dada y la posibilidad de que se repare o reemplace dicho producto en caso de avería, u otro impedimento para que funcione como esperado.

Es así que desde mi punto de vista, el precio que cada cual está dispuesto a pagar está compuesto por un conjunto de elementos diversos, que no solo incluyen: diseño, color, tamaño, sino también un conjunto de servicios adicionales, como son la garantía, la asistencia en caso de avería y/o el servicio post-venta. Estos son los valores añadidos al precio inicial de producto o servicio.

¿Y ustedes, cómo lo ven?

7 pensamientos en “Hablemos de precio, valor y calidad

  1. Pingback: Empresas humanas y honestas con sus clientes (#EmpresasHumanas) | Todos Clientes

  2. Buenisimo articulo! muchas gracias por la informacón!

    Me gustaría saber que opinas de los negocios online y sus productos, ya que los procesos de venta se peuden automatizar y dejarlos progrramadaos para vender hasta cuando dormis!

    te dejo un enlace de mi producto, saludos!

    Me gusta

    • Hola Natalia,
      Muchas gracias por tu amable comentario.
      Te comento que no he aceptado el enlace por parecer solo una publicidad, tal vez un error en el enlace.
      Como lo habrás notado evito hacer publicidad de marca. En pocas ocasiones uso nombres propios (en este artículo he hecho una excepción, pero sin enlaces), por lo que tampoco las acepto en los comentarios.
      Espero lo entiendas.
      Un saludo.

      Me gusta

  3. En todos los casos, la calidad del servicio ha de ser la misma, y dicha calidad la hemos de aportar nosotros como valor añadido, no con un incremento de precio, es decir, si un artículo es low cost, no por ello ha de carecer de garantía, servicio post-venta, asistencia técnica, etc.
    El precio debe ser diferenciador, en cuanto a la calidad de los materiales, y otros elementos que se suelen incluir, como el prestigio de la marca, etc, y hace notar dicha diferencia, cuando un producto low cost se estropea “X” veces, mientras que otro de precio superior tiene mayor durabilidad.
    Esto es lo que creo. Otra cosa es lo que se suele hacer, como bien dices en tu exposición.

    Saludos.

    Me gusta

    • Hola Carlos,
      Muchas gracias por este acertado comentario.
      Tienes toda la razón al hablar de la importancia que tiene el mantener una alta calidad de servicio, sin que esto redunde en el precio final del producto o servicio.
      Sin embargo sí hay otros elementos que esperamos encontrar solo si pagamos más de cierta cantidad por un producto o servicio, como por ejemplo un tiempo de garantía mayor del estándar.

      Me gusta

  4. ¡Hola Zulima!

    Un post ciertamente muy interesante. Tienes toda la razón del mundo cuando dices que los productos low-cost también tienen que poseer unas características básicas para que los clientes, que somos todos, los consideremos deseables y repitamos la compra de otros productos de la misma marca. En caso de un bien, ser duradero, que exista un servicio técnico adecuado y una atención al cliente de calidad. Para un servicio que se realice cumpliendo lo establecido y por supuesto que existan canales adecuados de comunicación con la empresa en caso de quejas (Customer Service)

    Un cordial saludo🙂

    Me gusta

No dudes en dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s