Importante: ser Capaz de Aportar Consejo al Cliente

 

Uno de los elementos que más fidelizan a los clientes respecto de una empresa, un profesional o un local comercial, es su capacidad de aportarnos consejo y ayuda, pues es la parte del contacto que transformas una simple transacción en una verdadera relación, tanto comercial como humana.

Dicho esto, he estado notando lo difícil que resulta encontrar buen consejo a la hora de solicitarlo.

 

Por ejemplo, hace unos días nos quedamos casi sin aceite, por lo que mi pareja salió en busca de tan necesitado producto. Estamos en España, por lo que la compra clásica es el aceite de oliva, pero en este producto, como en cantidad de otros casos, hay para todos los gustos y cuando nos encontramos enfrentados a una o varias marcas desconocidas necesitamos el consejo de un experto, o al menos de alguien que sepa del dicho producto para saber si corresponde o no a nuestras necesidades y expectativas.

En mi caso, debo confesar haber llegado al aceite de oliva relativamente tarde, por lo que todavía me cuesta digerir aquellos más intensos. Al fin y al cabo mis orígenes franceses son del norte del país en donde la cocina está dominada por la mantequilla o el aceite de girasol, para mí mucho más suave y de sabor menos pronunciado.

En fin, que conociendo mis antecedentes, mi encantador compañero, al no poder ir a la tienda donde compramos nuestro producto habitual (aceite de oliva) consultó con la dependienta para saber cuál de los propuestos en la tienda podía ser el más adecuado a nuestros gustos y necesidades: que sea suave.

Ésta sin preguntar qué entendía el cliente por aceite suave le aconsejó uno que para ella podía corresponder a ese apelativo: suave. Lo malo es que resultó que para mí, de suave solo tenía la opinión de la vendedora, pues es casi demasiado intenso.

En este caso, si la dependienta considera que un aceite extraído de aceitunas arbequinas es suave, puedo decir sin miedo que está muy distante de lo que yo (y mi cuerpo) podemos digerir como aceite suave, porque un aceite suave para mí es aquel al que casi no se le nota el sabor o aroma.

Así, mi pareja realizó la compra y una vez probada, hemos tomado la decisión de consumirlo, porque no nos imaginamos tirarlo, pero tampoco nos planteamos regresar a esa tiendo, pues el producto no correspondía ni de lejos a aquello que buscábamos y por lo que pedíamos consejo…

Por otro lado, suelo ir a una muy recomendable tienda de productos húngaros, que conocí por curiosidad al ver su nombre (Paprika Gourmet) y debo decir que desde el primer momento me he vuelto adepta del lugar.

El local es pequeño y muy bien surtido, pero sobre todo está regentado por un par de apasionados que disfrutan contando todo respecto a los productos, recomiendan con gran cariño lo que les parece pueda interesar al cliente, después de haberle hecho algunas preguntas para así conocer cuáles son tus preferencias.

Por ejemplo, yo que nos soy muy fan de quesos, a diferencia de mi pareja, pude comprar un par de ellos para ser probados en casa por quien los aprecia, con un resultado muy favorecedor. Lo mismo ha ocurrido con otros diversos productos.

¿El resultado? En mi primera visita solo compré lo que tenía previsto comprar, pero no tardé en regresar para comprar los productos que me habían recomendado y hecho probar y me habían encantado de verdad. Y además… pues heme aquí recomendando la tienda, tanto por sus productos como por su capacidad a escucharnos (a los clientes) y a proponernos cosas que nos pueden interesar, sin compromiso, solo por pasión y, claro está, gran sentido comercial, en su mejor acepción.

Así que ahora suelo pasar por ahí tanto a buscar productos que he ido descubriendo y que ahora hacen parte de mi despensa, sino también para pedir consejo cuando quiero variar un poco la dieta habitual introduciendo novedades.

 

Si alguno vive o pasa por Barcelona, les recomiendo que pasen por este lugar, aunque solo sea por visitar.

Y ustedes, ¿tienen algún lugar que hayan descubierto y cuyo descubrimiento quieran compartir?

No hay que dudarlo ni un segundo, pues uno de los grandes placeres de descubrir lugares nuevos que nos encantan e poder compartirlos…

Por otro lado, y más dentro de la razón de ser de este blog, pueden tener  más información leyendo estos artículos:

9 consejos para satisfacer al cliente”

“¿Por qué tus clientes te compran a ti?”

Svolvaer, Norway

No dudes en dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s