Networking y negocios, hay que dar para poder recibir…

Acabo de leer un excelente post titulado Esas pequeñas cosas que te hacen regresar…“ Y me ha hecho recordar una experiencia que he vivido esta misma semana.

Resulta que haciendo networking, me contactó una persona que trabaja en una gestoría, y que me invitó a su despacho para charlar.

Salgo para esa cita, con algo de retraso, cojo un taxi y llamo desde el vehículo para informar de mi retraso (sí, soy una persona puntual y odio llegar tarde). Se me debió caer el móvil al bajarme del taxi, aunque yo pensaba haberlo puesto en el bolso, en fin, que al llegar a la cita y sacar la agenda del bolso me percato de la perdida, lo que me dejó algo nerviosa.

En fin, llego al lugar, me atiende una recepcionista muy formal y me invita a pasar a una pequeña sala, sin ofrecerme ni un vaso de agua.

Llega la persona con quién estaba citada, le explico lo de mi móvil y le pido que me deje un teléfono para llamar a ver si el taxista responde a mi móvil al oírlo sonar. Me lo permite, pero sin gran entusiasmo y comienza una corta reunión algo surrealista.

Mi interlocutor, como un alumno aplicado, me pone su tarjeta delante, saca unas hojas de papel blanco y en lo alto de la primera escribe mi nombre y el de la empresa en la que estoy realizando un contrato temporal (interim). Ya en ese momento pensé que había un mal entendido…

Siempre sin haberme ofrecido ni un vaso de agua y solo con un agradecimiento por mi presencia, abre la conversación preguntándome si he visitado su web, cosa que hice, y me dice ¡“cuéntame”!!!

A ver, yo no he solicitado la entrevista, esta persona me contactó pues coincidimos en algún grupo de una red profesional y dice haberse mirado mi perfil, así que espero que él me diga algo, lo que quiere de mí o lo que piensa poder hacer por mí. En fin, que si me ve como un candidato cliente que demuestra algo de interés y me dé la impresión que yo le importo en algo, cosa que obviamente no hizo.

Para hacerlo corto, el hombre, que decía haberse leído mi blog y mi perfil, solo estaba interesado en ver cómo yo le podía aportar información para “entrar” como proveedor de servicio de la empresa en la que estoy trabajando temporalmente, queriendo que yo le diese información “privada” y hasta le permitiese usarme como base de entrada, sin siquiera interesarme realmente por mí o lo que realmente hago.

¡Ah! Y tuvo la “amabilidad” de preguntarme dos veces por lo que hago, a lo que respondí ambas veces, para terminar diciendo que como lee tantas cosas no había caído en la cuenta que yo no era miembro pleno de la empresa a la que le presto mis servicios como autónoma. ¡Será que no está escrito negro sobre blanco en mi perfil!!!

Así, este personaje que dice haber leído mis posts, no ha sido capaz de aplicar ninguno de los consejos que voy prodigando en la temática de la Charla, ni de parecer interesarse por su interlocutor (yo en este caso), y aunque la finalidad de verme sea obtener información y contactos de “alto nivel”, debe ser algo generoso y ofrecerle a su interlocutor algo de preocupación, aunque sea ficticia (estoy preocupada por el móvil perdido), o “comprarme” con algún detalle: un café, un vaso de agua, alguna información que me pueda ser de alguna utilidad, o que así lo parezca.

En resumidas cuentas, la cita ha sido un fiasco, totalmente falta de interés y me causo dificultades anexas, sobre todo si tenemos en cuenta que no suelo perder nada…

Este es un buen ejemplo de que hay que tener mucho cuidado con el networking, porque sí que ofrece oportunidades de conocer a gente interesante y con quien podemos intercambiar conocimientos y proyectos, pero también abre las puertas a muchos “optimistas” que olvidan que este concepto también requiere saber dar, para poder recibir.

Y a ustedes, ¿les ha ocurrido algún caso de este tipo? ¿Qué les parece la actitud, cuando menos “optimista” de este poco recomendable personaje?

17 pensamientos en “Networking y negocios, hay que dar para poder recibir…

  1. Gracias por compartir tu experiencia, aunque evidentemente no siempre es así a Dios gracias… siempre hay gente que es descuidada tanto a nivel personal como a nivel profesional, estas persona que fue al networking y con la que entablaste realización para conocer y charlar evidentemente no tenía la misma intención que tú, solo quería negocio, peor además fatal planteado, mal gestora, mal todo, debería aprender un poquito de relaciones laborales, en fin… en los networking no solo vas a intercambiar tarjetas sino que hay que ser sociable, interactuar, compartir sinergias, experiencias, etc… Hablo desde el conocimiento de casusa ya que pertenezco a una asociación de mujeres y desde luego nuestros networking no son así, organizamos comidas o cenas eventos, reuniones, charlas cursos, somos una gran piña nos consideramos amigas y desde luego que si necesitamos algún servicio siempre nos dirigimos a nuestro grupo. Te dejo el dato para que veas es cierto http://www.asimpea.org, un cordial saludo.

    Me gusta

    • Hola Cristina, muchas gracias por tu aportación y comentarios, así como por hablarnos de tu grupo de networking de mujeres y página web. Lástima que no viva cerca de Madrid, para poder disfrutar de algún evento y conocerte directamente.

      Me gusta

  2. Bunos Días Zulima:
    Explendio tema!!!!…Y una fabulosa mención..
    A lo mejor yo soy una sardina en un mar de tiburones, pero cuando me ofrecen la opurtunidad de una entrevista para una promoción o una futura incorporación en un trabajo,… que mínimo, que muestren un poco de interes mirándote a los ojos, y escuchándote( que no es los mismo que parecer que te oyen); si no, lo que te puedan preguntar… ¿por que no hacerlo por teléfono?….
    De otra manera parece que te hayan echo perder tu tiempo…..(y el de ellos…..)
    Zulima -:¿Sabes?…. Ellos se lo pierden…
    Un Saludo….

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias Cristina por tus pensamientos positivos!
      La verdad es que leyéndote, se me ha ocurrido que tal vez seamos unas sardinitas en un mar de tiburones, pero uniéndonos podremos llegar a ser como las hormigas que, todas juntas, son capaces hasta con los animales más grandes…😉

      Me gusta

      • Hola Fernando, La verdad es que aunque uno quiera alejarse de los tiburones siempre puede haber alguno “agazapado detrás de un árbol”. Lo que debemos hacer es saber que existen e ir preparados para cambiar de rumbo cuando nos los encontramos, al final si nos cruzamos con ellos no tenemos ninguna obligación. Lo que me parece triste, en cambio, es limitar mi libertad de acción por la eventualidad de cruzarme con alguno.
        Soy una convencida de la utilidad de intercambiar y/o colaborar con otros, además de que bien es sabido que dos (o más cabezas) piensan mejor que una sola.
        Así que me permito a animarte a enfrentarte a esas aguas en las que, te puedo asegurar, tendrás más posibilidades de cruzarte con peces interesantes que con tiburones. Y si te cruzas con alguno, ¡pues comparte la experiencia que eso libera mucho!🙂

        Me gusta

  3. Distinguida Zulima!
    Muchísimas gracias por tocar un tema que además de interesante es oportuno. A mi me sucedió algo muy parecido con un presidente de una compañía farmacéutica, imagínate, yo no lo podía creer, después de conectar conmigo por todas las redes, me envio un email en el que me decía que le dijera a su secretaria que me diera una cita, creando falsas expectativas para atraer mi atención, una vez allí y después de una falsa conversación, lo que deseaba realmente era que le optimizara su perfil de linkedin, era alucinante, en fin para olvidar. Este tipo de personas cree que las redes sociales ó el networking es eso, yo en mi humilde opinión va más allá de eso, quien no logre verdaderas conexiones está perdido.
    Gracias
    Feliz y exitosa semana.
    Guillermo

    Me gusta

    • Estimado Guillermo, muchísimas gracias por tu comentario y aportación. Está visto que el networking todavía no es bien entendido y/o usado por cierto tipo de personas que parecen ver en él una fuente de ventajas egoístas, olvidando que solo funciona bien si se usa para compartir. Como suelo decir es parte de las relaciones humanas, y como en todas, a veces los contactos nos salen “rana”😉
      ¿Lo bueno? Nos permite hablar de ello y mostrar con el dedo lo que NO se debe hacer.

      Me gusta

  4. Suele ocurrir cuando las acciones se hacen de forma automática, sin ningún tipo de cariño. tengo 30 tarjetas de un reciente evento de networking y a todas les envío el mismo email o les solicito una reunión. Networking es mucho más que reuniones, es una relación a largo plazo que hay que cultivar desde el minuto 1. Un saludo. ¡Buen post!

    Me gusta

  5. Buenos días!
    Todo un honor la mención, muchas gracias…
    Gracias también por el magnífico post, si te parece bien, vincularé vuestra entrada en un comentario en mi blog, para que mis lectores también puedan disfrutar de vuestro blog…
    Qué disfruteis del día, un abrazo!
    José Ignacio Perier

    Me gusta

    • ¡El honor es todo mío José Ignacio! Me encantan tus posts, que leo con atención y deleite. Y ver que aprecias los nuestros nos honra y saca un poco los colores🙂
      Muy buen día a tí también y ¡muchísimas gracias por mencionar este post en tu blog!

      Me gusta

No dudes en dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s